martes, 23 de abril de 2019

# libro # reseña

Reseña: Yo, Simon, Homo Sapiens

Título: Yo, Simon, Homo Sapiens
Autor: Becky Albertalli
Formato: Kindle Edition
Páginas: 187 (según mi edición)
Capítulos: 35 capítulos.
Goodreads | Amazon            

¿Qué serías capaz de hacer para proteger tu secreto mejor guardado?

Simon ha hecho lo impensable: ceder al chantaje de Martin. O Simon se las ingenia para que su amiga Abby salga con Martin o este… le hablará a todo el mundo de los correos electrónicos. De los correos electrónicos que Simon, escondido tras un seudónimo, intercambia con un tal Bluegreen, que es el chico más divertido, desconcertante y adorable que Simon ha conocido nunca. Y es que Simon, pese a su afición al teatro, prefiere no exponer a los focos su identidad sexual… al menos de momento. Sin embargo, seguirle la corriente a Martin no será la solución a sus problemas, sino más bien el comienzo de un enorme embrollo.

¿Qué hará Martin si no consigue conquistar a Abby?

¿Cómo reaccionará Abby si se entera del chantaje?

¿Qué pensará Bluegreen de Simon si la intimidad de ambos queda comprometida?

Y, la cuestión más importante:

¿Quién demonios es Bluegreen?

¡¡Esto puede contener spoilers!!
Pues bueno. No sé qué me llevó a leer este libro, pero lo hice, y no me arrepiento en lo absoluto.

Simon es un chico de 17 años, que está escondido en el armario. Mantiene intercambios de correo con un chico que conoció en la red social de Tumblr apodado Blue y que, como él, también es gay aunque no ha confesado su secreto. En los intercambios de mails, ambos se van enamorando. Pero un día, Martin Addison, un compañero de clases de Simon y también de su grupo de teatro, se entera de los mails y del secreto de Simon. A cambio de mantener oculto su sexualidad, Simon debe ayudar a Martin a conquistar una de las mejores amigas de Simon. ¿Se atreverá Simon a eso, o arriesgará no solo su secreto sino también el de Blue?

Debo decir que me tomó un tiempo adentrarme en la trama. Pero para cuando me di cuenta, el misterio de averiguar quién es Blue, de cómo Simon intenta maniobrar a Martin para que no suelte su secreto, los problemas de Simon como adolescente y las charlas que tiene con Blue a través de sus correos me envolvieron, no podía soltar el libro.

Simon es un chico adorable, más de una vez me sacó una carcajada, y sus amigos Leah, Nick y Abby -la chica de la que Martin está "enamorado"- aumentaron la diversión en este libro. Sin duda alguna, de sus amigos mi favorita fue Abby. Simon la conoce desde hace unos meses contrario a Nick y Leah que son casi sus mejores amigos de toda la vida, pero Abby tuvo un encanto tal que me agradó. Es lista, valiente, leal y cariñosa, muy contrario a Leah que a veces es algo egoísta y arisca, especialmente cuando ve a Nick embobado por Abby, cosa que nos deja en claro que a ella le gusta él, pero trata muy mal a Abby por eso. Leah no hizo mucho por ganarse mi afecto, a pesar de que a ella le gusta el yaoi y es un poco otaku como yo.
Nunca me sentí tan identificada con algo como en esta escena
Pero quien se lleva la cereza del pastel de mi odio es Martin. Qué personaje tan odioso, y seguro de que muchísimas veces quise pegarle un puñetazo en su maldita cara. Es un aprovechado, traicionero y ruín, la verdad que me gustó que Abby nunca le diera la oportunidad porque jamás hizo nada para merecerlo. Y metiche, además. Su disculpa al final del libro no me la creí, y solo aumentó mi desagrado por el personaje porque dio unas excusas tan patéticas, peor con lo que llegó a hacerle a Simon.

Personaje que amé con locura fue Blue. Es un niño adorable, encantador, un poco travieso y tan dulce, como Simon, me terminé enamorando de él. Algo que me gustó del libro fue que, junto a Simon, vas descartando personajes. Me sentí igual a cuando leía "Él, Diávolo", o "Nota que Estoy Aquí", pues tenemos esas pequeñas pistas que nos va dejando la autora sobre qué personaje se oculta tras el nickname de BlueGreen181. Me sentí bastante feliz de haber adivinado, y haber leído finalmente, aunque sea un poco, de cómo era la relación de Simon y Blue una vez que estuvieron frente a frente, de sus primeros besos, sus primeros gestos de cariños como novios, fue tan hermoso que me sentí derretir de amor.

Le tenía muy pocas expectativas a este libro, creía que me encontraría con algo tan juvenil que me aburriría, pero me llevé la sorpresa de que en verdad me ha encantado mucho, tanto que quise volver a leerlo. Te ríes a carcajadas con las referencias a Harry Potter de Simon, con las ocurrencias que se le ocurren, con sus momentos con sus amigos y con Blue. Sin duda es un libro que recomiendo ampliamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario