domingo, 7 de abril de 2019

# libro # reseña

Reseña: Destrózame

Título: Destrózame (Shatter Me #1)
Autor: Tahereh Mafi
Formato: Kindle Edition
Páginas: 228 (según mi edición)
Capítulos: 50 capítulos.
Goodreads | Amazon            

Tocarme es letal
Tocarme es poder
Juliette no ha tocado a nadie desde hace exactamente 264 días. La última vez que lo hizo, ocurrió un accidente. Ahora está encerrada acusada de asesinato y vigilada por un gobierno dictatorial: el Restablecimiento.
Escapar es impensable hasta que Adam entra en la celda de Juliette. Su encuentro es la chispa que enciende una esperanza de libertad, pero Warner, el hijo del líder del gobierno, tiene otros planes para Juliette. Su obsesión por la joven alcanza límites insospechados, y por mucho que ella se esfuerce en odiarle, descubre que no es tan fácil. Juliette tendrá que decidir si convertirse en el arma de Warner o unirse a la revolución.


Les digo que no sé ni cómo hacer esta reseña, pero necesito hacerla.
Juliette, nuestra protagonista, es una chica que se encuentra encerrada en una celda por el Restablecimiento, una iniciativa del gobierno creada para rescatar, "restablecer" el mundo y  a la población de la catástrofe mundial. Ella posee un toque mortal, ya que tan solo con su toque puede quitarle la vida a cualquier persona, razón por la que es rechazada por todos, incluidos sus padres que la entregaron ellos mismos.
La vida de Juliette da un giro completamente cuando recibe un compañero de celda, un misterioso chico llamado Adam que, conforme pasará tiempo con ella, descubrirá que no es el monstruo que todos dicen que es y buscará protegerla de las personas que querrán usarla como arma.
Y uno de esos es Warner, lider del sector 45 del Restablecimiento y el villano de esta historia. Despiadado, cruel, es quien la mantiene contra su voluntad y nos hará ver en muchas ocasiones lo obsesionado que está de Juliette debido a lo que ella es.

A ver, ¿con qué inicio?

Al acabar esta reseña verán que este libro tiene una puntuación muy baja, y no porque sea mala la historia sino que tuve problemas con aspectos técnicos del libro.
 
Adam - Kenji
Warren - Juliette
Antes que nada, comenzaré diciendo que me gustó el mundo que creó la autora. Para ser una distopía, me parece muy interesante. Al principio crees que el mundo está casi al punto del colapso; no hay animales, no hay vegetación, escasea la comida, la humanidad muere no solo por el hambre sino también por los soldados del Restablecimiento –digamos que el gobierno corrupto que somete al pueblo, que manipula sus mentes para mantenerlos doblegados.
Otra cosa que también voy a darle puntos son los personajes. O al menos algunos de ellos. Juliette, por ejemplo, solo que voy a darle un apartado especial. Como personaje está genial, pienso que la autora ha logrado captar la psique de una persona que ha tenido que pasar por el abandono y el rechazo extremo, rotundo, no solo de sus padres sino de compañeros, de su entorno, solo por algo, un don que causa que toda persona que la toque sufra una tortura tal que provoca la muerte. Literal, su toque es letal. Y es una de las cosas por las que en un inicio ella está en aislamiento, en encierro.
Warner es el segundo personaje que quiero hablar, un poco más breve, y es debido a que… sí, me gustó. Demonios, soy débil ante los villanos… Bien, pero creo que no debo considerar a Warner un villano. ¡En verdad no puedo considerarlo un villano! Y no porque sepa el rumbo que tomará en los siguientes libros, sino porque sentí que no actuaba como tal. Sí, tuvo sus villanías, sus momentos de antagonista, sin embargo hubo algo en él que no me convenció como un antagonista potencial. Aun con eso, lo amé. Amé esa faceta obsesiva que tenía hacia Juliette, no pude evitarlo, saben que estoy mal de la cabeza –se ha dicho mucho en el blog– y era indudable de que iba a caer a los pies de este hombre tan sexy. Sexy en muchos sentidos.
Ahora, Adam. Adam, Adam, Adam. Me sentí rara leyendo de él. Como he visto en otras reseñas, en muchas más bien, fue demasiado perfecto. El perfecto príncipe azul que vino al rescate de Juliette y, si no supiera qué será de él a futuro, igual me iba a encantar más por Warner. Creo que si no supiera sobre él, igual estaría recelosa. Más bien, y lo digo: estuve recelosa toooodo el tiempo tanto de Adam como de Warner, en verdad que no sabía en quién confiar incluso cuando sé algunos hechos de ambos. Adam porque era demasiado bueno, y Warner porque sí tuvo sus momentos en que me hacía dudar y pensar “¿este carajo realmente es malo? ¿Este es el Warner del que todas se enamoraron?” (no me recuerden mi amor ya declarado por su papel de villano, ya lo sé, pero síganme la corriente).

Sobre Kenji –amigo de Adam– y James –hermano de Adam– voy a decir que los amé. LOS AMÉ. Kenji me hacía reír, tener una boba sonrisa en la cara, mientras que James fue un bombón de caramelo, un peluchito que me provocaba abrazar fuerte de lo adorable que era. Estos dos y Warner tuvieron pocos momentos de interacción, hubiera deseado ver más de ellos, porque no fue suficiente para mí.

Superado esa parte voy a decir qué fue lo que falló para mí. Si tuvo cosas tan buenas, ¿por qué tiene una puntuación tan baja? (o dizque baja).
La narración. El estilo de la autora. Y tal vez la traducción pero más que nada la narración. Es mi primer libro que leo de Tahereh, y he escuchado maravillas de su forma narrativa debido a este libro. Yo quiero asumir entonces que la confusa decepción que me llevé con este libro fue quizás por la traducción (ojalá supiera inglés entonces pero no es el caso). Porque fue demasiado extraño para mí, en serio que sí. Porque no era solo los pasajes, sino las metáforas que había. Hubo algo en la forma en como narraba Juliette/la autora que se volvía tan pesado, tan extraño, tan todo, que me costó horrores meterme en la historia y, aún con eso, lo sentía taaaan malditamente lento que, dios mío, no veía el momento para que acabara. Me daba pena porque la historia sí que me interesaba, pero me encontraba saltando textos, leyendo narración por encima, y enfocándome en los diálogos porque… simplemente me aburría. Me daba dolor, me da dolor, haber hecho eso porque… sentí que no leía el libro como debería pero si lo hiciera, joder, iba a acabar abandonándolo y no quería hacer eso. Ya pasado el… 60-70 % de la historia, como que ya mi cerebro se acostumbró y el ritmo fluía así que ese 40-30 % restante lo pasé de volada.

No obstante sí me llevé un chasco enorme, y lamento que eso influyera en la puntuación pero… no puedo hacer otra cosa. El estilo de narración no me atrapaba y, hasta el momento, sigue sin gustarme. No obstante eso no significa que vaya a abandonar la trilogía (o saga. Ahora es saga e_e), pues quiero leer más de Warner…

Oh, que acabo de acordarme. Otro hecho que no me gustó –pero no por eso le quitaré puntos– fue que hubieran otras personas como Juliette. Lo siento, pero me gustaba más la idea de que ella fuera única en su don. Sí, sí, eso tal vez la volvería un poco mary-sue pero meh, ya la siento de por sí de esa forma y para gustos, los colores. También me sacó de onda que no explicaran bien por qué tiene esos poderes o por qué Warner y Adam pueden tocarla sin salir heridos.

Un último dato que también me chafó de la narración fue la traducción. Hubo algo que me hizo quedar con una expresión de WTF y no olvidaré es un momento entre Warner y Juliette, donde Warner la tiene sujeta desde atrás, pero entonces ella menciona que él junta las frentes de ambos, para que luego su nariz estuviera acariciando su nuca… O sea, no entendí si la tenía sujeta desde atrás y se volteó o qué verga pasó ahí. Este tipo de errores extraños me pasó también en ACOMAF y quedé anonadada.

En fin, como dije, sí continuaré la saga… con cierto sacrificio pero Mafi me ha dejado picada.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario