• martes, 20 de marzo de 2018

    Título original: Kami-sama no Iutoori
    Autor: Moegui Yuu
    Formato: Kindle Edition



    Hinata es un estudiante universitario cuya única familia es su amigo de la infancia Midori. Pero parece que no tienen ninguna relación cosanguínea. Un día, Hinata se da cuenta que Midori no se refleja ni tiene sombra, por lo que Hinata se pregunta si es un fantasma. Las cosas se tornan más extrañas cuando Hinata se entera que no es un fantasma, sino un cuervo!?


    En lo que a mangakas se refiere, Moegui Yuu se volvió unas de mis preferidas. Me es lamentable pensar que no posee muchos mangas a mi disposición, pero las que tiene, me han fascinado mucho. Este no se ha quedado atrás, y justo ahora me es difícil decidir cuál es mi favorito: si Katekyo o esta a continuación.

    Hinata es un estudiante universitario cuya única familia es su amigo de la infancia, Midori. Pero parece que no tienen ninguna relación consanguínea. Un día, Hinata se da cuenta que Midori no se refleja ni tiene sombra, por lo que Hinata se pregunta si es un fantasma. Las cosas se tornan más extrañas cuando Hinata se entera que no es un fantasma, sino un cuervo. Aún más, descubrió que Midori era un dios llamado yatagarasu. No conforme con eso, para mantener su fuerza, cada día Midori le pide un beso a Hinata. Con la aparición de un dios zorro, éste le explica a Hinata que Midori podría morir si no tienen sexo, confundiéndolo. ¿Hinata resolverá sus dudas y sentimientos antes de que sea demasiado tarde para Midori?

    Si bien es algo que se nos muestra al final, contado desde la perspectiva de Midori, la historia toma inicio cuando un pequeño Hinata se topa con un gran cuervo de tres patas. Éste es un dios cuervo llamado Yatagarasu, pero Hinata decide nombrarlo Midori, a pesar de que no es un nombre que agrade al mismo. Constantemente el niño le visita cada día y juega con él, para frustración de Midori hasta que poco a poco se acostumbra. Un día, esperándolo en su forma humana, Midori decide ir en su búsqueda descubriendo a Hinata muerto al haberse caído y golpeado con una piedra tratando de coger frutas para Midori. Debido a eso, Midori le salva de la muerte. Poco después, mueren tanto los padres como la abuela de Hinata, y antes de que fuera llevado a un orfanato, Midori lo adopta, cuidándolo desde entonces, hasta desembocar en la historia antes narrada.

    Ahora bien, la historia fue simplemente maravillosa. Como les dije, Moegui crea unos personajes fantásticos (a mi punto de vista). Hinata es un chico súper dulce pero con carácter, que aunque pueda estar sufriendo las frustraciones habituales de un chico de su edad, se preocupa por Midori, posee un aprecio inmenso hacia él que desemboca luego en un romance. Es decidido, leal, cariñoso y obstinado, unas características que por lo general suelen tener los personajes pasivos de Moegui. Por otro lado, otro que me fascinó (obviamente) es Midori, o Yatagarasu, con su sonrisa calmada, su constante preocupación hacia Hinata y la protección que le da, me conquistó totalmente. Es amoroso, posesivo, divertido y astuto. ¡Amé cuando se transformaba en cuervo! Era tan cuchi, y esos momentos junto a Hinata-niño fue demasiado tierno para mi corazón, resultó casi como ponerle el cerezo al pastel.


    En resumen, este manga se volvió uno de mis favoritos para el final de año, y que probablemente vaya a releer pronto debido a toda la perfección que tiene para mí. Es sencillo, es hermoso, es mágico, con un gran dibujo y que me hubiera encantado fuera más largo.


    Leave a Reply

    Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

  • - Copyright © Libropacat - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -