sábado, 24 de febrero de 2018

# anime-y-manga # reseña

Reseña: Katekyo

Título original: Katekyo (Tomo #1)
Autor: MOEGI Yuu
Formato: Kindle Edition
Goodreads | Amazon                                       



Rintarou está preocupado por los latidos de su corazón, que por razones desconocidas, son causados por su tutor Kaede. Un día, Rintarou se da cuenta de que realmente está enamorado de Kaede cuando...¡¡está recibiendo un castigo H!! ¿Un pequeño amor después de clases entre un sádico profesor particular y un normal estudiante de secundaria?






En la nueva temporada del blog habrán reseñas esporádicas de mangas y anime, siendo este el primero de futuras reseñas del mismo estilo. ¡Hoy toca el de Katekyo, un manga que acabo de terminar hace poco!

Entré en él sin conocer de qué tratará, y sobra decir que me encantó muchísimo. No solo por el estilo de dibujo (que lo AMÉ ) si no por las historias, lo cual es algo raro pues las historias con colegiales no son lo primero que buscaría en un manga, pero... ¡abundan en ellos!

Rintarou es un joven de la escuela secundaria que pronto va a presentar sus exámenes para aplicar a una buena universidad, pero sus notas no son las mejores. Por ello ha recurrido a la ayuda de Sumizome Kaede, universitario para la facultad de ciencias. Si bien la relación entre ambos es lo justo entre tutor-alumno, Kaede a veces tiene una actitud pervertida hacia Rintaru (¬w¬) y todos sabemos cómo desembocará eso.

El joven Rintarou al inicio no comprende cómo lidiar con Kaede, pues aparte de las tutorías en las que Kaede es estricto, también están esas tutorías en las que él -Kaede- aprovecha para meterle mano. Sin embargo, el desconocer todo sobre Kaede desconcierta a Rintarou, pues su tutor es un completo desconocido en general para él. Cosa que demuestra en el último capítulo de este tomo, cuando lleva a su universidad un informe que Kaede debe entregar, y toparse con el hecho de que incluso simples compañeras de Kaede conocen detalles (muy pocos) de su vida le hace sentir miserable. Claro que Kaede-san lo soluciona de inmediato, conmovido y, em, excitado como todo seme macho alfa que se respete
Amé también el hecho de que Kaede es mi
signo. ♏ escorpio.

Tenemos también otras dos historias que, hasta el momento, no tienen conexión alguna.

La primera es entre estos dos. Nao y Kouki son mejores amigos de la infancia desde que nacieron, ambos con unos pocos días de diferencia. Sin embargo, mientras que Nao (el de cabello negro) es retraído, poco destacable y con notas normales, Kouki es el estudiante modelo, con las mejores notas y el más popular del colegio.

La trama, sencilla, consta de cómo Nao lidia con la popularidad de Kouki, la constante comparación entre ambos, al tiempo del hecho de que Kouki es muy protector con él hasta demostrar que tiene sentimientos hacia Nao. La cosa no termina bien, y no es hasta que Nao se disculpa con Kouki que empezamos a ver cositas entre ambos.

Lo único que me encantó de esta historia fue el hecho de que ambos principales son mejores amigos desde la infancia. En otras oportunidades comenté que me encantan ese tipo de relación, donde los mejores amigos acaban en pareja. Pero más allá de eso, no fue una historia que me encantase mucho. Sí disfrute de los momentos calientes y divertidos, no obstante no supera a la de Kaede y Rintarou.


Y la última historia fue la que más me sorprendió por cómo se desarrollaría.

Amekawa Chitose es uno de esos alumnos rebeldes del instituto que gusta desobedecer ciertas reglas. Hace poco terminó con su novia, quien le solía ayudar con su corbata, por lo que cuando llega al instituto sin ella, es llamado por Nijyou-sensei. Chitose desde hace mucho tiene un flechazo por el profesor de japonés moderno, así que durante la lección de "cómo se pone una corbata", cae en sus impulsos y besa al sensei, lo que le gana un ensayo de 500 palabras en la que Chitose aprovecha para confesarse al profesor.

Entre idas y venidas, Chitose se arma de valor y comienza a tratar de conquistar abiertamente (en privado, oigan, que las relaciones de ese tipo son prohibidas) a Nijyou hasta que por fin logra un acercamiento muchísimo más directo.

Me dirán que al ver esa imagen no creerán que el seme es Chitose. Al menos yo no lo veía así, pero fue una sorpresa para mí ver que el sensei iría debajo y no a dejarse cabalgar precisamente. Chitose es mucho menor y es estudiante del sensei, pero eso no le quita que tenga huevos para lanzarse a conquistar a Nijyou de una vez por todas. Aunque eso sí, admitiré que Nijyou posee unas expresiones que hasta al más macho haría derretir.


En resumen, el tomo me gustó, disfruté mucho leerlo y aún más la primera y última historia. Estoy ansiosa por leer los próximos, por ver más de estas parejas, por sorprenderme con qué nos traerá esta autora o autor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me han visitado...

Follow Us @soratemplates