miércoles, 27 de septiembre de 2017

# libro # reseña

Reseña: Just a Bit Ruthless (Chicos Heterosexuales #6)

Título original: Just a Bit Ruthless
Autor: Alessandra Hazard
Formato: Kindle Edition
Pages: 302 (según mi edición)
Nro de Capítulos: 30 capítulos.

¿Síndrome de Estocolmo o Amor?

Cuando deseas a alguien completamente incorrecto...
Luke Whitford siempre soñó con encontrar al Señor Perfecto. Irremediablemente romántico en su corazón, sueña con enamorarse de un hombre agradable, casarse y tener un montón de adorables bebitos. El problema es, que Luke tiene propensión a sentirse atraído por hombres qué son todos menos agradables.
Roman Demidov, un multimillonario homofóbico y cínico qué siente rencor contra el padre de Luke, ciertamente no es el Señor Perfecto. Frío, manipulador y cruel, él no es un hombre agradable y no pretende serlo.
Luke está plenamente consciente de qué Roman no es adecuado para él. Su atracción por el tipo es sólo una forma del síndrome de Estocolmo; debe serlo. Si la vida fuera un cuento de hadas, Roman sería el villano, no el héroe.
Pero incluso los villanos pueden enamorarse. ¿O no?
La historia de un niño que soñaba con el Príncipe Encantador y acaba enamorándose de la Bestia.


Rossy recuerda…
Lo que debo decir, fuera de la relación de estos chicos, es que estoy muy preocupada por Luke, amigo de James, y siguiente protagonista, pues… Si Just a Bit Confusing me quiso matar, Just a Bit Ruthless acabará conmigo terminantemente. En verdad que tengo miedo por leer ese libro (los que han ido leyendo la serie hasta ahora entenderán por qué)
Just a Bit Ruthless acabará conmigo terminantemente.
TERMINANTEMENTE.

Me da tanto dolor decir que no fue así. Me da tanto dolor decir que, aunque me gustó mucho este libro, no me encantó como sus predecesores. ¡¿Qué pasó, Hazard?! ¡Eras chévere! Y no fue por el asunto del síndrome de Estocolmo… Bueno, sí.


Luke
Roman
Luke Witford no es tomado en cuenta por su aspecto. Lejos de parecer el viril hijo de Richard Witford –un fuerte empresario inglés, con oscuras conexiones con la mafia y cualquier negocio ilegal–, Luke tiene cabello rizado como un querubín y pecaminosos labios que tentarían hasta el más hetero hombre del mundo. Toma las riendas de su futuro cuando, contrario a lo que quisiera su padre, se enfrenta al misterioso pero no menos peligroso Roman Demidov, uno de los enemigos más fuertes de su padre durante su estadía en Rusia. Dicho encuentro no resulta exitoso, y termina ocasionando incluso el secuestro de Luke por parte de Demidov. ¿Es parte de un plan contra su padre? ¿Por qué entonces Roman no pide nada a cambio? Poco a poco, la relación de ambos, aún en un ambiente homofóbico, se desarrolla a tal punto que cuando Luke logra volver a Inglaterra, no puede olvidar a Roman por más que lo intenta.

Ni siquiera estoy segura de qué fue lo que falló aquí y no me gustó tantísimo como esperé. Quizá fuera la relación de captor–cautivo, pues a mí me gustan más fuertes. Quizás fuera la actitud de Luke. Quizás fuera cómo desarrolló la trama que simplemente Alessandra no alcanzó mis expectativas por completo –y cabe resaltar que mis expectativas están más locas que yo.

Estamos conscientes de que la situación en Rusia para con los de la comunidad GLBT no es la mejor de todas, por el contrario, es la peor que hay en el mundo. Ahí incluso matan a inocentes por su sexualidad, lo cual es completamente horrible y no debe ser perdonado. La autora hace, varias veces, recuentos de eso en el libro, en especial para con la mano derecha de Roman y su jefe de seguridad, Vlad –o Vladislav– quien en ningún momento del libro llega a aceptar que Roman sea gay (o maricón) a pesar de que tampoco es idiota como para enfrentar a un hombre como Demidov (Roman). Solo es capaz de enfrentarse cuando ayuda a la hermana de Roman, Anna, para que Luke regrese a Inglaterra.

El libro está dividido en dos partes: la primera que se ve el momento del secuestro de Luke, su estadía de dos meses con Roman, y su escape. Y la segunda parte que es justo después de su regreso, y donde más adelante se nos muestra el adelanto que tuvimos en el libro anterior donde Luke se vuelve a topar de nuevo con Roman.

No hubo partes que me aburrieran, es más, todo estuvo un ritmo estable. Pero para la última parte, cuando Luke presentaba peligro de vida por unos de los negocios turbos de su padre y recurría  a la ayuda de Roman, yo esperaba que realmente se nos presentara un momento de peligro para su vida y llegara Roman a salvar el día. Cosa que hizo, sí, pero no hubo esa acción que yo esperaba. Porque siempre se nos ha dicho durante el libro que Roman es un tipo peligroso, que nunca ha hecho cosas buenas, sin embargo… nunca se nos presentó a Roman matando a un tipo, o algo parecido. Lo más cercano fue cuando enfrentó a Vlad por traicionarlo al ayudar a Luke en su escape.

Fue dulce y agradable ver la aparición de James y Ryan. También aparecieron dos nuevas parejas que veremos pronto: Dominic y Sam –Dominic fue, por un breve momento, pareja de Luke. No obstante, la relación de Dominic y Sam es casi similar a la de Gabriel con Jared, pues Dominic recogió a Sam de la calle y le cuidó (se nos cuenta en esta historia). Originalmente iban a ser la siguiente pareja, salvo que la autora tuvo inspiración de la nada a una historia con, nada más y nada menos, que Vlad.
No saben el ansia que tengo de leer su historia.


Las posiciones actuales son las siguientes.

-Tristan y Zach, Gabriel y Jared.
-Ryan y James.
-Christian y Alexander
-Luke y Roman.
-Sage y Xavier

-Shawn y Derek.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me han visitado...

Follow Us @soratemplates