Reseña: Cress (Crónicas Lunares #3)

viernes, 7 de abril de 2017

Título original: Cress
Autor: Marissa Meyer
Formato: Kindle Edition
Pages: 425
Nro de Capítulos: 61 capítulos.

Había una vez… una joven de cabello largo y dorado, que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras.
Cinder, Thorne, Scarlet y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada.
Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre.
Y finalmente logra escapar… pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie arruine su boda con el emperador Kai… ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo?
Drama futurista, ciencia ficción o steampunk, poco importa cómo catalogar estas Crónicas Lunares. Son únicas e imperdibles, como la justicia, la fantasía y el amor.
Este no es el cuento de hadas que tú recuerdas,
Es uno que no olvidarás.





Voy a resaltar que este libro lo he leído hace un par de días, y solo por causas personales no he podido traer la reseña. Necesitaba estar calmada para poder concentrarme en explicar mis sentimientos respecto al libro y todo lo demás. Primero, quiero avisar que si no han leído las dos entregas anteriores, absténganse de seguir leyendo esto porque puede haber spoiler. Y, por decir además, puede que esta reseña sea algo simple y corta contraria a las otras. Sin más que decir, comencemos.

Había estado tan distraído que había olvidado la razón por la que había estado buscando a la princesa Selene en primer lugar. 
Si estaba viva, sería la heredera legítima del trono Lunar. Podría terminar con el reinado de Levana.
Podía salvarlos a todos.


En Scarlet habíamos quedado en el grupo conformado por Cinder, Throne, Scarlet y Wolf huyendo de Paris de una horda de guerreros lunares y taumaturgos. Ahora, con la inminente boda entre Levana y Kai, Cinder planea evitarla para así poder proclamar su sangre real y derrocar a Levana como reina de Luna. Para ello, se contacta con Cress, una joven hacker quien anteriormente se había comunicado con Cinder para informarle los planes de Levana sobre asesinar a Kai.

El grupo de Cinder decide ir a rescatar a Cress del satélite en donde está atrapada, claro que no cuenta con la trampa del taumaturgo Mira quien descubrió la traición de Cress y planea atrapar a Cinder y los demás. Tal encuentro provoca que el grupo se disuelva: Cinder y Wolf logran escapar con el guardia de Mira –quien la traicionó a su vez– Jacin, Mira huye por su parte con Scarlet –a quien secuestró– y, por otro lado, provocó que Cress y Throne terminaran atrapados en el satélite que está a punto de impactar violentamente con la tierra. A todo esto, Cinder y su grupo optan por tomar un tiempo en planear cómo solucionar estos problemas yendo en busca del Dr. Earland en Africa; Cress y Thorne logran salvarse pero quedaron varados en medio del desierto del Sahara, y Scarlet tiene que mantenerse con vida en Luna. Y todo esto solo complica cada vez más la situación del grupo.

—Es hermoso.
Vaciló antes de contestar. —¿Podrías ser más específica? 
—El cielo es hermoso e inmensamente azul. —Presionó sus dedos contra el cristal y trazo las colinas onduladas en el horizonte. 
—Oh, bueno. De verdad me lo has narrado. 
—Lo siento, es que… —Trató de calmar la oleada de emoción—. Creo que estamos en un desierto.
—¿Hay cactus y plantas rodadoras? 
—No. Sólo un montón de arena. Es una especie de anaranjado dorado, con toques de rosa, y veo pequeñas nubes de que flotan sobre el suelo como… como humo. 
—¿Apilados en un montón de colinas? 
—¡Sí, exactamente! Y es hermoso. 
Thorne resopló. 
—Si esto es lo que sientes por un desierto, no puedo esperar hasta que veas tu primer árbol. Tu mente va a explotar.

Me tardé mucho en comenzar a leer este libro porque solo pude conseguir una versión traducida por fans… con una pésima edición. No pude conseguir la versión oficial, y en verdad me frustró, pero bueno, pude leerlo aunque me dañaba los ojos con lo mal hecho que estuvo. En fin.

—Iko. Mi nombre es Iko. Si no deja de llamarme la ‘nave’ voy a asegurarme de que nunca tenga agua caliente en la ducha de nuevo, ¿me entiende?

Se nos ha presentado, oficialmente, a Cress, Jacin y vimos un poco de cómo sería Winter en este libro. Estamos cada vez más cerca de la meta final. Con el intento de rescate de Cress, tuvimos a un grupo dividido en tres secciones y cómo dos de ellos se iban desarrollando hasta reunirse finalmente. Porque sí, no se reunieron al total al final, pero iremos poco a poco. Comenzando por la pareja protagonica técnicamente, en este tomo: Cress y Thorne.

Su corazón se retorció.
—¿Capitán?
Se animó. 
—¿Sí? 
Cogió a la superposición de la gasa de la falda. 
—¿Cree que fue el destino el que nos unió? 
Entrecerró los ojos y, después de un momento pensativo, negó con la cabeza. 
—No. Estoy bastante seguro de que fue Cinder. ¿Por qué?

Admitiré que no son mi pareja favorita. Scarlet y Wolf siempre lo serán. Cress, aunque comprendo su situación –haber vivido por años encerrada, viendo todo desde su “torre” sin más contacto que una voz programada, pantallas y computadoras–, no me agradó mucho. Muy… fantasiosa e ingenua para mí gusto, digamos que era muy dulce. Muy dulce. Excesivamente. Aunque lo compensa con Throne y su sarcástico sentido del humor, la relación entre ambos fue muy… meh. Quizás lo único que pudo sorprenderme de ella fue que resultara hija del Dr. Earland, aquella hija de la que la ley lunar anti-caparazones le arrebató e hizo creer que había sido asesinada.

Pero Wolf parecía distraído y molesto mientras inclinaba la cabeza hacia atrás y olfateó. Su ceño se profundizó. 
—¿Dónde está Scarlet? 
Cinder hizo una mueca. Sabía que la pregunta iba a venir. Sabía que no tenía nada para responderle. 
Su expresión se ensombreció. 
—No puedo olerla. Como si no hubiera estado aquí en… como si nunca hubiera estado aquí. 
El Dr. Earland puso un termómetro contra la frente de Wolf, pero Wolf se lo arrebató antes de que pudiera medir su temperatura. 
—¿Dónde está? 
Molesto, el médico puso la mano en la cintura. 
—Ahora, ese es precisamente el tipo de movimiento brusco que debe evitar. 
Wolf gruñó, mostrando sus dientes afilados.

Fue un poco triste ver que Cress no supo la verdad si no poco antes de que Earland muriera, ya que uno esperaba ese encuentro padre-hija. Fue un momento tan desgarrador como la separación entre Wolf y Scarlet. Con ellos sí que sufrí mucho, y más aún con las pocas apariciones que nos dieron de Scarlet, se podía decir que luego del secuestro solo la vemos unas tres veces, a lo mucho.

Y, con respecto a ella, es cuando vemos la aparición de Winter. Y Jacin, por supuesto, quien en un principio había acompañado a Sybil Mira cuando visitaba a Cress y más adelante se une, por un cierto lapso de tiempo, a la tripulación de Cinder y Throne en la Rampion.

Son… muchas cosas las que pasaron, y aun así el libro de Winter es el más largo, técnicamente, de la saga. Me habían dicho que Winter estaba loca –algo que se deja entrever muy bien en este libro en sus pocas presentaciones acompañando a Scarlet. Pero, como dije anteriormente, la cosa que más me dolió fue Wolf y su separación con ella. Venga, ya he dicho que son mi pareja favorita.

Cabe resaltar que, claro, la guerra no será en la tierra sino en Luna, y es el nuevo plan ahora de Cinder pero, ¿cómo acceder a su tierra de nacimiento cuando está celosamente protegido? Por ello Cinder organiza un plan para secuestrar a Kai, momento en que le dice que es la desaparecida princesa Selene. ¡Por fin! Esperaba con ansias ese momento, que Kai supiera que Cinder es en realidad esa princesa que él con tanto afán buscó (haciendo ilusión a la historia de la Cenicienta).

El libro fue rápido, e interesante. Pero no es de mis favoritos, al igual que con Cinder. Las partes de la relación de Cress y Throne no funcionaron para que sintiera cariño por la pareja o por la presencia de esta nueva caparazón. Sin embargo, la verdad poco a poco se va revelando, como que ahora los Lunares no son totalmente inmunes a la Letumosis (cosa que se nos deja claro en cuanto el Dr Earland fallece por su causa).


Con esto, estoy muy, muy emocionada por leer Winter y saber más de Jacin y ella quienes sí que me dejaron intrigada y, ¡cómo no! Saber si por fin Scarlet y Wolf se reunirán.




2 comentarios:

  1. Oh, creo que me arruinaste el libro diciendo que Cress era hija del Dr. :'). Pensé que no tenía spoiler de esta entrega...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento por eso. Todas mis reseñas suelen tener spoilers. Sin embargo, no te sientas mal. El libro da muchas más y mejores sorpresas que esa ;)

      Eliminar

 
Libropacat © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions