domingo, 17 de julio de 2016

# libro # reseña

Reseña: Scarlet (Crónicas Lunares #2)

Título original: Scarlet
Autor: Marissa Meyer
Formato: Kindle Edition
Pages: 336
Nro de Capítulos: 47 capítulos.
Goodreads | Amazon

Mientras en Nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una e las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella.
Juntos, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberán enfrentar a la reina lunar Levana, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey... su prisionero.

Booktrailer



Dios, ¿saben lo difícil que es no tener computadora propia? ¡Es horrible! Tuve que escribir esto en el cell y luego pasarlo al blogger a ver cuándo coño lo editaría. Llevo como una semana –o quizás más– queriendo hacer esta reseña sin haber podido. Pero aquí estoy.


Scarlet Benoit es una joven granjera que vive con su abuela en Rieux, Francia. Con una madre que la abandonó, y un padre que no se preocupa por ella, la vida en la granja es mucho mejor. Scarlet se considera igual a Michelle, su abuela; ambas son mujeres fuertes, testarudas, amables e independientes. Un día, sin razón aparente, su abuela desaparece, dejando todo en su granja y lo más extraño, hasta su chip de identidad. Aún cuando la policía no le presta gran atención ya que es algo que hacen las personas que no desean ser encontradas, Scarlet está segura de que su abuela está en peligro. Y no es hasta que se topa con Lobo, un extraño "luchador" con cicatrices, ojos verdes y cabello negro con quien verá su destino entrelazarse y una gran atracción establecerse.
También tenemos por otro lado a Cinder, con quien quedamos en el libro anterior durante su intento de escape luego de que el doctor Earland la proveyera de unas nuevas extremidades más equipadas y de ultimo modelo. A ella se unirá Carswell Thorne, un ex-cadete aéreo de la Republica Americana que cometió varios delitos. Durante un tiempo Cinder solo planea escapar de Nueva Pekín y mantener su libertad el mayor tiempo posible, pero pronto el destino la hará ir en búsqueda de la persona que la cuidó antes de ser adoptada por los Linh, lo que la llevará a Europa para saber sus orígenes reales.

El libro fue un ¡WUO!

Me encantó que no siguiéramos a un par de personajes y su historia, sino que retomamos también a los antiguos del primer libro, viendo cómo es el escape de Cinder y Thorne, cómo siguió todo en Nueva Pekín y la amenaza de Levana, a lo que también se suma el nuevo gobierno de Kai ahora que es emperador –y que ve no es tan sencillo como parece. Todo eso al mismo tiempo que seguimos a Scarlet y su búsqueda para encontrar a su abuela. En el camino descubre tantas cosas desconocidas sobre la vida de Michelle que hasta a mí me sorprendió. Pero lo mejor tiene dos sílabas: LO-BO.
O Wolf en inglés.
¡CÓMO AMO A ESE HOMBRE!
Hacía mucho, MUCHO, desde Tamlin (no te olvido, Tam) que un personaje masculino no me tiene con las bragas al aire (creo que no debí decir eso). Fueron muchas las veces que desee apapacharlo cada vez que intervenía o cómo actuaba cerca de Scarlet. Siento que los dos, Lobo y ella, se complementan estupendamente y es una pareja demasiado...apasionada. Un punto menos es que técnicamente es un insta-love, pero siendo Lobo como es, yo creo que hasta fue amor a primera vista conmigo.

Claro, no voy a hacer a un lado a Thorne, quien me cautivó totalmente. Es el punto cómico en el libro, ¡me reí bastante con él! Ambos encabezan la lista de mis personajes masculinos preferidos hasta ahora (perdón Kai).
Cinder ha madurado en esta secuela, es más fuerte a pesar de que aún le cuesta reconocer su sangre real. Hay un punto en que eso me frustra ya que la sentí egoísta, pero con el paso de las páginas se ve como poco a poco se va dando cuenta de que ahora carga con un deber, y aún más cuando se anuncia el compromiso de Kai con Levana.

Este libro tuvo la misma fluidez que el primero, y también la misma adicción. Quizás un poco más de acción pero sí que tuvo un gran aumento en la comedia que no lo sentí en su antecesor, probablemente por la inclusión de Throne. Estoy totalmente ansiosa por leer Cress, he escuchado y leído en varios lugares que es el mejor de toda la saga.

Pd.: Iko manejando la Rampion fue un total desmadre. ¡Bravo, Iko!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me han visitado...

Follow Us @soratemplates