miércoles, 20 de julio de 2016

# libro # reseña

Reseña: Roman (Roman #1)

Título original: Roman
Autor: Kimber S Dawn
Formato: Kindle Edition
Pages: 209
Nro de Capítulos: 27 capítulos.
Goodreads | Amazon

Roman es un hombre de pocas palabras y menos moral. Es un hombre que aceptó sus demonios muchos antes de que otros sepan que los tienen.
Roman nunca ha sentido emociones como la culpa, vergüenza o remordimientos. Roman tampoco ha sentido amor, simpatía o compasión.
Hastiado por razones desconocidas con más dinero a su disposición con el que no sabe que hacer, el camino de Roman por el lado oscuro empezó mucho antes de su primer asesinato. el te tanteará, el te hará esperanzada y te verá divertido como te enamoras de el, creyendo que eres la que salvará su alma. Creyendo que eres la que puedes llegar ya que las otras 12 fallaron, tu sabrás hasta la médula de tus huesos cual afortunada eres de ser la número 13....
¿Cómo se esto?, porque mi nombre es Heather MacKenzie y he sido la número 13 por más tiempo del que quise.
Este libro contiene escenas de sexo crudo y gráfico, lenguaje obsceno, violencia, tortura, violación y asalto. Este libro está dirigido a SOLO AUDIENCIA DE MIEMBROS MADUROS y NO para los débiles de corazón, ni las personas con factores desencadenantes relacionados con el asalto, violación o abuso.

MINI-RESEÑA

Luego de pensarlo por un par de horas, he decidido mantener la puntuación que le di en Goodreads porque refleja que si bien me gustó, hubo varias cosas que, o no me agradaron o no me terminaron por convencer.


Me parece que, si bien es recomendado que se lea este libro sin saber mucho, puedo dar un resumen de lo que va.

Roman Payne es un famoso médico obstetra y ginecólogo hijo de un ex-militar muy rico. Algo común en este tipo de trama es que el protagonista masculino no tendrá falta de dinero, al contrario rebosa de él –nóteseme la ironía–. Sin embargo, y como siempre debe haber un lado oscuro, Roman se considera un «Lucifer», tal cual. Y sí, tal cual, literal: es sádico, es cruel, es dominante, no tiene escrúpulos, es orgulloso y malditamente voluble. Es como si dentro de él hubiesen dos personas: el lado amable, tranquilo, atento y a sus momentos tierno, diría yo. Pero el otro es el peor, el gemelo malvado, el Voldemort, no, ¡el Umbridge sanguinario! Y todo bajo la, ojo al pez, guapa máscara de macho fortachón, pelo oscuro, ojos zafiros y 1,90 a lo sumo. ¿Lo peor? Resulta irónico que es médico que trae vida pero es también un asesino por quitar otras –atención, él mismo lo admite. Sálvense quien pueda (y quiera), y cuidado con las bragas mojadas.

Y del otro lado del ring tenemos a Heather "Mac" Mckenzie. Rubia, ojos castaños, guapa y testaruda. Por un momento me recordó a Sandra Bullock en Miss Congeniality pero con el pelo oxigenado. Claro que la fachada se fue a la mierda cuando Heather va por voluntad propia a los dominios de Mr. Umbridge, digo, Mr Payne. Y, eh, Mr "Pain" es tal cual su apellido: puro y sabroso dolor. Allí sufre el más humillante maltrato yendo desde una violación a su cuerpo a su derecho de decidir cómo vestirse. Toda su vida equivale a un secuestro voluntario ya que ella fue a la mansión Payne dispuesta a hacer caer el portón de Roman si éste no le abría la puerta AUN cuando Heather sabía a lo que se enfrentaba al ir.

Toda su vida allí, señores, deja en claro una sola cosa: síndrome de Estocolmo. Amo con locura ese síndrome, pero no al extremo de Roman y claro, con un final feliz.

NO hay final feliz.

Y voy a pasar a eso directamente, porque no quiero contar mucho sobre la trama. Y es, que es la primera vez que yo leo un final ASÍ. Es decir..., no, mejor dicho, no sé qué decir. Porque simplemente aún sigo en shock. Y lo peor no es solo el final, sino que hay una segunda parte que me interesa MUCHO leer por algo que sucede en este primer libro. El título de este libro es «Roman», mientras que del segundo es «La Redención de Roman». ¿Discúlpame? ¿redención? ¿después de ese final? –díganme que no resulta obvio, aunque quizás sí, y perdón por el spoiler involuntario–.

Sí leeré ese segundo libro, pero creo que no poder superar este.
Me costará mucho digerirlo no sólo por el desarrollo, sino por el mismo Roman. Yo me topé con este libro porque buscaba antihéroes, pero no sé si catalogar a Roman de antihéroe. Deadpool es un antihéroe, Severus es un antihéroe, V de V for Vendetta es un antihéroe; NINGUNO DE ELLOS HIZO LO QUE ROMAN.

No leí a un antihéroe, leí a un villano. Y no sé si sentir amor u odio, porque en realidad no siento nada. Solo siento frustración hacia Heather porque... ¡ah!, por muchas cosas que no puedo decir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me han visitado...

Follow Us @soratemplates