• lunes, 4 de julio de 2016

    Título original: La Caída de los Reinos
    Autor: Morgan Rhodes
    Formato: Kindle Edition
    Nro de Capítulos: 39 capítulos.
    Goodreads | Amazon

    Cuando los reinos chocan, se producen terremotos de amor y muerte en la vida de las personas.
    LIMEROS
    Un país de paisaje tan frío y cruel como su rey Gaius, un hombre implacable con sus enemigos y aún más con aquellos a quienes dice amar, como van a descubrir los príncipes Magnus y Lucía.
    PAELSIA
    Una tierra miserable y empobrecida, habitada por campesinos que se resignan a su destino... salvo algunos como Jonas, lleno de rabia hacia los auranios que han asesinado a su hermano.
    AURANOS
    Un reino próspero y envidiado por muchos, que se aproxima a un abismo de destrucción en el que caerá la alegre princesa Cleo.
    La guerra está a punto de estallar. ¿De qué lado estás?



    ¿Conocen el blog de Mybooksnow? Flo, su creadora, es tan fanática de esta saga como Suna, del canal Suna J. A ambas las adoro –una por sus reseñas y otra por sus videos. Pero volviendo al tema, ambas tienen en común este libro (sino otros más), y es parte de una saga que he oído mucho desde hace un tiempo. Como Flo, me deje llevar por su portada poco atrayente y nunca le di una segunda mirada. Ahora con la reseña de Flo me convenció.
    ESTÁ BUENO, SEÑORES.




    Tenemos el país de Mytica, que está subdividido en tres reinos: Limeros, Paelsia y Auranos.
    Limeros está en el lado sur del país, y es gobernado por el rey Gaius, conocido como el Rey Sangriento. Limeros es un país frío, donde la primavera dura poco. El rey Gaius Damora es un comandante tirano, que usa el miedo y la muerte como armas para mantener controlada a su pueblo contrario a su padre, el antiguo rey quien era amable y compasivo. Gaius no teme ensuciarse las manos para lograr lo que desea, es codicioso, manipulador y peligroso. Tiene dos hijos, Magnus –el heredero al trono– y Lucía. Algo pasa entre estos hermanos y es que, por un lado Magnus siente algo más que afecto hacia su hermana y Lucia oculta un secreto.

    Paelsia está situada en el medio del país, y es el reino más infortunado y árido de todos. Su gente muere de hambre y frío a causa de la necesidad, si bien no tienen un rey, poseen un líder al que todos los paelsianos adoran y veneran, Hugo Basilius, quien dice tener un poder mágico. No obstante, este personaje se mantiene aislado y disfrutando de los mejores tratos y comidas mientras que los demás habitantes de Paelsia intentan sobrevivir.


    Finalmente tenemos a Auranos, en el sur del país, dirigido por el rey Corvin Bellos. Auranos es el país más abundante y rico, que no escatima en derrochar oro, comida, belleza y demás. Corvin posee dos hijas, Emilia –la heredera– y Cleiona, o Cleo como la solemos conocer durante toda la histora.

    Ahora, ¿qué ocurre aquí?
    El prologo nos cuenta sobre Sabina y su hermana Jana, que son brujas aunque Jana tiene un don poco común que es la clarividencia y poder leer las estrellas. Allí, una noche, Jana predice el nacimiento de una niña que nacerá con el poder de la elementia, podrá manejar los cuatro elemento: aire, agua, fuego y tierra, y será tan poderosa que se denominará hechicera, la primera en milenios desde la muerte de Eva, una hechicera primigenia, vigía de los cuatro vástagos –los cuatro elementos. Éstas dos brujas raptan a la niña al encontrarla, sin embargo Sabina asesina a su propia hermana y huye con la niña para educarla y esperar al despertar de sus poderes, que ocurrirá al cumplir los 16 años. Así comenzamos.
    Se nos presenta que, años más tarde, Cleo junto a su prometido Aron, la dama de honor de Emilia, Mira y su guardia personal, Theon, hacen un viaje a Paelsia, quien es muy reconocida por sus vinos, para buscar dicha bebida del que Aron es adicto (cabe destacar que Aron es un bebedor consumado). No obstante, la compra de los vinos no resulta bien y termina en tragedia cuando Aron asesina a Tomas Agallon, hijo mayor del vinatero al que le compraban y hermano de Jonas. Ante esto, tal fue el impacto que desató una indignación de los paelsianos hacia los auranios, que a la larga desencadenó la alianza entre el Basilius y el rey Gaius contra Auranos.

    Largo, ¿eh? Pero bueno como la carne.
    Comparan esta saga con Juego de Tronos, y si bien en el título le pega, no sabré decir en el contenido porque no he leído la saga de George R. R. Martin. Pero Morgan Rhodes ha creado todo un juego de tronos, donde en este primer libro se ve la batalla por ganarse el reino de Auranos. La autora no se detiene a matar gente, eso sí. Pero vamos por partes.

    Cleiona Bellos, o Cleo. Princesa aurania. Rubia, gran belleza, cabezota y ambiciosa. Cleo fue nombrada así en honor a la diosa que rige Auranos, a pesar de que los habitantes dejaron la religión hacía mucho. Cleo es muy independiente, intrépida y aventurera, a veces algo ingenua. Durante el inicio nos dice que guarda un secreto que puede costarle la…dignidad. Un secreto tan estúpido como el haberse acostado con Aron sin haberse casado luego de emborracharse. Creo que se había evitado muchos problemas con Aron si hubiera revelado el secreto, pero de ser así no tendríamos historia. Con el pasar de los capítulos, la vemos teniendo un enamoramiento hacia Theon, su guardia personal, que sin duda no me conmovió como debía. Ella aprende mucho, sufre mucho, discute mucho. La considero otra del grupo de rubias que dejaron de ser tontas. Pero me agradó la chica, tiene un temperamento y lealtad fuertes, y la mayor parte de las cosas que hace es en nombre de su hermana Emilia cuando cae enferma. Tiene un fuerte sentido hacia la familia quien, a pesar de tener sus discusiones, ama con todo su corazón.

    Jonas Agallon. Habitante de Paelsia, hijo del vinatero Silas y hermano menor de Tomas. Luego de la muerte de Tomas, Jonas siente un profundo resentimiento hacia Aron y especialmente a Cleo por no haber evitado la muerte de Tomas, eso sumado al resentimiento previo que siente a Auranos por no dar su ayuda a Paelsia. Todo aquello aumenta su necesidad de venganza y su decisión a comenzar una revolución, cosa que logra al acudir al Basilius, quien previamente ya había forjado alianza con Gaius contra su vecino del sur. Sin embargo, eso no quita que sus pensamientos hacia Cleo acaben terminando en una clase de obsesión. Cosa que crecerá a medida que sus encuentros con Cleo sucedan. Pero con el pasar de los capítulos, vemos como la lealtad que en un principio profesa al rey Gaius se desvanece mientras más analiza la situación. Hasta darse cuenta de que lo que le dijo el rey Corvin ha pasado: se ha metido en un nido de escorpiones.

    Magnus Damora. Príncipe heredero de Limeros, hermano mayor de Lucia. Magnus es nuestro querido príncipe oscuro. Con una cicatriz cruzando su mejilla derecha, Magnus es presionado a estar a la altura de las expectativas de su tirano padre. Su único consuelo es su hermana, Lucia, a quien ama más que a sí mismo. Sabedor de que una relación incestuosa es prohibida, oculta sus sentimientos bajo una cara fría e indescifrable que solo Lucia puede romper. Pero no se da cuenta de que otros también lo notan, sobre todo cuando la compañía femenina de Magnus es nula y solo apenas recurre a Amia, una criada del castillo y su espía personal. Y si bien más adelante nos enteramos de que Lucia es solo su hermana adoptiva y la niña de la profecía, eso no hace que ella sienta lo mismo que él, lo que termina por destrozarlo y helarlo por dentro. Aun así, eso no evita que él siga preocupándose por Lucia, pero le vemos cambiar un poco a lo largo del libro.

    Estos tres personajes encabezan mi lista de personajes queridos en este libro. A lo largo del mismo, vemos que está contado desde sus mismos puntos de vista, incluido el de Lucia, pero no la tomo en cuenta porque no me agrada. Y a esos mismos vamos.

    Lucia Damora. Princesa de Limeros, hechicera portadora del poder de la elementia, e hija adoptiva del rey Gaius. Voy a admitir que Lucia es dulce e inocente. Contrario a Cleo, tiene cabellos negros y ojos azules. Comienza a dar muestras de sus poderes poco antes de cumplir sus 16, demostrando controlar el fuego y el aire, poco después la tierra y agua. ¿Pero qué me pasa con ella? Pues eso, no la paso. Y no es por haber rechazado a Magnus, sino por ser tan estúpida e ingenua. Ella confía mucho en Magnus, pero cuando éste le dice que su padre usará sus poderes en su beneficio, ella pasa de ello. Por muy padre que sea, si es un déspota y tirano, no deberías ceder tus poderes para acabar con más personas, cosa que él hace durante la guerra en la que ella ayuda. Así que no, no está en mi devoción.

    Sabina Mallius. Bruja, amante del rey Gaius. Solo tengo una cosa que decir:

    Rey Gaius Damora. Una cosa que decir, y lo resume todo:


    Los demás personajes estuvieron bien, pero algo que peca Morgan es que los diálogos fueron muy vacíos. Les faltaba algo, les faltaba sazón, ¿sí me entienden? Morgan es una autora sencilla de leer, su prosa no da problemas, así que la lectura es rápida y eso fue algo que me sorprendió. Leí casi 300 páginas en un par de horas, unas 9-10h me tomó leer el libro, sumado descansos y todo. Así de alucinante estuvo.

    Hubo muertes que, supongo, la autora esperaba que nos impactara pero para mí no fue así. En realidad me valió poco, así como el leve romance que hubo allí, por lo que la autora falló en eso. Pero la intriga del final sí logró que decidiera leer el segundo, en lo que estoy ahora. Probablemente pronto verán reseña del segundo. Lo recomiendo, sí, pero no es la maravilla. Por eso digo que está BUENO más no está ALUCINANTE, que son cosas diferentes, al menos para mí.



    Leave a Reply

    Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

  • - Copyright © Libropacat - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -