lunes, 11 de enero de 2016

# libro # reseña

Reseña: Hushed


Título original: Hushed
Autor: Kelley York
Editorial: Entangled Publishing
ISBN: Kindle Edition
Pages: 244
Nro de Capítulos: Quizás unos 44, porque está relatado en forma de fechas y no de capítulos como tal.
Goodreads | Amazon

Él la ha salvado. La ha amado. Ha matado por ella.
Archer de dieciocho años no pudo proteger a su mejor amiga, Vivian, de lo que sucedió cuando eran niños, así que nunca ha parado de intentar protegerla de todo lo demás. No importa si Vivian sólo lo utilice cuando salta de una relación tóxica a otra, Archer siempre está ahí, esperando a ser notado.
Entonces llega Evan, la única persona que alguna vez se preocupó por Archer sin ningún compromiso. Cuanto más se enamora de Evan, Archer cada vez mira a Vivian como el desastre manipulador que realmente es.
Pero Viv tiene garras profundas, y cuando se entera de los asesinatos que Archer cometió y de su relación con Evan, lo amenaza con delatarlo si no consigue lo que quiere... Y lo que quiere es la muerte de Evan, y que Archer pierda su última oportunidad de redención..



Este libro tenía tan buenas reseñas en Goodreads y llamó mi atención de inmediato que lo añadí a mi lista el año pasado (2015) pero con tantos otros en espera, no lo leí de inmediato. Sin embargo, obviamente, lo añadí para mi lista de lectura de este año ¡y bien por eso! Oh, Dios, fue fenomenal. En primera debo decir que me llamó la atención la insinuación de homosexualismo que tiene la sinopsis, y vale que suena cliché con que el villano sea la chica entrometida pero… ¡es mucho más que eso!

Archer
Archer es un chico introvertido, frío, serio y oscuro de dieciocho años. Su padre murió hacia años y vive separado de su madre por ciertos problemas personales. Su mejor amiga desde la infancia es Vivian, una joven con tendencias a tener parejas muy tóxicas que siempre terminan humillándola, golpeándola, manipulándola y gobernando su vida. Archer, durante toda esa vida, estuvo enamorado de Vivian, pero ella siempre le mantuvo como un amigo. No es sino hasta que algo cambió sus vidas en el pasado por el cual Archer optó por tomar las riendas del asunto. Pero no esperó a que llegase Evan, quien es todo lo contrario a Archer: cálido, amable, tranquilo y preocupado por la seguridad de los que le importan. De buenas a primeras se interesa por Archer, quien parece extrañado por el interés del nuevo en la universidad. No esperó que, pasando los días, Evan se fuera metiendo en su piel. Pero mientras eso sucedía, Vivian seguía arrastrándolo lejos, dominando cada aspecto de sí mismo hasta que llegó a un punto sin retorno.

Intrigante, ¿verdad?
Atención Spoilers.

Vivian
Resulta que Vivian fue violada por su hermano y su grupo de amigos cuando era más joven, quienes a la vez obligaron a Archer a ver. Eso marcó a ambos chicos, pero sobre todo a Archer, sin mencionar que tampoco es que tenía una vida muy hermosa antes: su padre era un drogadicto que golpeaba a su madre. En un intento de venganza, Archer le inyectó una segunda dosis de cocaína un día que le encontró desmayado con la evidencia en la mesa, provocando su muerte y que su madre lo tachara de asesino a pesar de todo. Después de lo ocurrido con Vivian, Archer se prometió que vengaría a la chica matando a todos los involucrados en la violación, o séase,  Brody –el hermano de Vivian– y sus amigos. Archer logró acabar con varios, pero no fue sino después de la muerte de Brody que todo empeoró. No voy a decir mucho más allá de eso.

Archer fue un personaje que me alteró bastante, en un buen sentido de la palabra –si es que lo tiene– más que todo porque no veía que Vivian lo manipulaba y lo llevaba a un abismo oscuro. Si tú tienes un amigo/a, que gusta de siempre obtener novios que la golpeen, que lo golpeen, y a pesar de tus consejos, no desiste, no insistas. No suena cruel, ni egoísta, ni te hace mal amigo, es simplemente que no puedes obligar a alguien a dejar de hacer algo aún cuando le hace daño. La vida nunca es perfecta ni buena; Mal amigo es la otra persona que incluso te hace a un lado por una relación que no le hace bien, y luego viene de hipócrita a buscarte por consuelo cuando dicha relación tóxica acaba. Así es la relación de Vivian y Archer, por no extenderme mucho. Y es peor aún cuando por fin llega alguien que sí te valora, como amigo y pareja, y viene tu otro disque amigo/a y no gusta que vuelques tu atención en esta nueva persona. NO-ME-JODAS.

Evan
Aún así, Archer fue un personaje que me encantó y que todo el tiempo desee golpear y abrazar. Es entendible su actitud, tomando en cuenta por todo lo que él pasó y que en ningún momento tuvo una persona que viera VERDADERAMENTE por él, que se preocupara y se asegurara de su bienestar. A pesar de que Marissa fue como una madre para él, no se puede afirmar que ella pudo haber logrado algo en él, al menos no algo relevante.

En verdad me encantó la profundidad psicológica de esta trama, el cómo la autora manejó las relaciones destructivas de Vivian, de Archer, los asesinatos, cada cosa que conformaba la historia, cómo desarrolló los personajes. Todo. La relación de Archer y Evan fue hermosa y tierna, y me recordó mucho a la de Aquiles y Patroclos en La Canción de Aquiles de Madeline Miller, pero sin ese final trágico –no he completado el libro, lo detuve pero este año lo voy a retomar. Sí, sé cuál será el final–, y sufrí, grité, amé, me asusté, pero al cielo gracias no lloré. Gracias, Kelley, por no darme un final trágico. El desenlace fue impactante. Juro que por un momento me temí lo peor, pero no pasó nada de tal gravedad.

Vivian fue el personaje más psicótico, dañino y manipulador que pueda recordar haya leído antes. Como villana, me encantó, porque la odié profundamente y cada vez que aparecía deseaba matarla, incluso a las primeras páginas –la simple sinopsis te hace aborrecerla, y conforme lees, la odias a muerte. Pero yo hubiera preferido un final más… acorde… a ella. Bueh, mi mente perversa tiene sus planes.

En fin, en definitiva, deben leer este libro. Es muy bueno. Tiene su alta dosis de incertidumbre, de suspenso, misterio, también de romance y humor. Sin mencionar el comodín de pareja LGTB.





PD.: ¡Por fin un libro bueno a pocos días de iniciar el año!
PD 2.: La escena en el baño... ¡Grité como una loca al leerlo, fue épico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me han visitado...

Follow Us @soratemplates