• viernes, 11 de diciembre de 2015

    Título original: Inocencia
    Autor: Aurora Seldon
    Editorial: Eldalie Publicaciones
    ISBN: E-book (Amazon)
    Pages: 228
    Nro de Capítulos: 24 capítulos + epílogo

    Andrei es un muchacho criado por los gitanos que despierta, sin proponérselo, el amor en una criatura de la noche, un vampiro. Razvan se enamora de él y promete hacerlo feliz; sin embargo, esa felicidad es destruida por una vieja gitana que juró vengarse de Razvan. Andrei muere y antes de morir, jura a su amado que volverá y que se amarán por siempre.
    Más de cien años después, Alex, un muchacho de increíble parecido con Andrei, comienza a tener extrañas pesadillas en las que ve la muerte de éste, y se enamora de Razvan sin conocerlo.
    El vampiro despierta de su letargo y va en su busca, pero coincidentemente, Josh, uno de sus descendientes, aparece en escena y se enamora de Alex.
    Razvan es la pasión y Josh es la ternura. ¿Con cuál de los dos se quedará el muchacho?

    MI OPINIÓN:


    Así me sentí yo al finalizar esta catástrofe.
    Vacía..., dolida..., deprimida.
    //Spoiler alert//

    Últimamente me estoy dando cuenta que suspiro mucho al hacer una reseña. Debo dejar esa manía. Pero con este libro…, debo hacerlo. No voy a colocarme a hacer un resumen de toda la historia sino algo más apegado a lo que relata la sinopsis, porque esta reseña irá partiendo de mis sentimientos, mi pensar y mi puntuación sobre el libro. Aquel que lo haya leído, entenderá mucho y aquel que no, se llevará spoilers y sabrá a qué atenerse al querer leer esta obra.

    La primera parte consta de 4 capítulos ambientados en el siglo XVIII, más concretamente en 1858, y cuenta la vida de Andrei. Se nos relata que fue encontrado por una aldea de gitanos a los 4 años luego de que sus padres hubieran muerto a manos de una manada de lobos y que milagrosamente los lobos no le tocaron. Común en una tribu de zíngaros, pensaron que Andrei era la clave para que el Monstruo de la noche (un vampiro nombrado Razvan) se viera fortalecido debido a una profecía. Andrei fue cuidado por una gitana llamada Zara, odiado por otra de nombre Darah que tenía una obsesión en el pasado con Razvan y despreciado por el resto de los gitanos. Sucede lo que tenía que pasar: Andrei conoce a Razvan a sus 18 años, se enamoran a primera vista y desatan el odio de los gitanos que terminaron asesinando a Andrei influenciados por Darah y su odio vengativo hacia Razvan. 100 años después, a finales del siglo XIV (1995), Andrei reencarna en Alex debido a su promesa a Razvan de volver para estar juntos, pero cuando Razvan despierta del letargo en el que se había sumido esos años, no esperó que su Andrei fuera ahora alguien diferente y que además, tuvieran la compañía de Josh, uno de sus actuales descendientes.
    Vale, ahora sí mi opinión y mi desahogo total en letras (porque ya me desahogué en lágrimas)
    Cuando uno va a leer este tipo de triángulos amorosos, obviamente se espera un final agridulce ya que el protagonista principal tiene dos personas que compiten por su amor. Queda claro que por el hecho de que uno tiende a elegir o tener un favorito, a veces el final de dicha trama tiene muchas posibilidades de no ser de nuestro gusto. Pero todos los triángulos amorosos que he leído, deja en obvio quién será la elección final del protagonista incluso desde la sinopsis. ¡Y yo confiaba en la sinopsis aquí! ¿Pero qué pasa? En esos triángulos amorosos, yo sentía que tenía una razón de ser… más no aquí. Iré por personajes.

    Andrei / Alexandr. Ambos tienen cabello
    negro y ojos azules.
    Andrei/Alex: Jamás, desde Bella Swan y Nora Grey (Twilight y Hush, Hush respectivamente), volví a leer un personaje protagonista tan… ridículo como Andrei/Alex. Y no fueron uno solo, fueron los dos. Es decir, comprendo que el primero tuvo una vida fatal con los gitanos que lo despreciaban y el segundo con sus compañeros de escuela, ¿pero por qué hacerlo de esa forma tan estúpidamente irreal? Todo el tiempo sentía que leía a una chica hasta que llegábamos a las escenas de sexo y hacían destacar su pene, o quizás era un transexual. Esto es algo que detesto cuando usan un cliché con demasiada exageración. Andrei/Alex era débil, era llorón, era dependiente y muy irracionalmente inseguro. ¿Es así como se comporta un joven de 18 años? ¡Un chico! Vale, los hombres también lloran, ¿pero a cada capítulo, a cada día? Más parecía un niño de 6 años que un prácticamente adulto. Durante toda la lectura sentía que cada mala cosa que pasaba era culpa de Andrei/Alex, y solo pude sentir desprecio (sí, como los demás, porque él se lo ganaba con su actitud) y no pude simpatizar con él, ni siquiera con todas las desgracias que le pasó.
    De Josh dicen que tiene un increíble
    parecido con Razvan aunque son
    distintos.
    Josh, Ioshua Templedou: Ioshua, o Josh, es el descendiente de Razvan. Me imagino que parte de familia, porque nunca mencionan si Josh proviene de su misma línea de sangre (hijo, nieto, bisnieto, etc). Josh es un médico muy talentoso, médico pediatra. Cariñoso, responsable, protector, tierno, blablablá. Todo muy lindo. Ya se debe notar mi tono irónico, y si no, bueno, nótenlo. Por lo general, me agradan este tipo de personajes (Jem Castairs, personaje de The Infernal Devices de Cassandra Clare, era así y lo amé) pero Josh…no fue así. Yo sabía que iba a aparecer, ¡puf, si lo dicen en la sinopsis! No obstante, cuando hizo su aparición por un momento pensé que se trataba de Razvan al inicio ya que no es sino después que mencionan su nombre; el caso es que, conforme avanzaba, y conoció a Alex y toda la segunda parte se fue desarrollando, comencé a sentir que Josh era un intruso. No pude encariñarme con él, no pude sentir simpatía, todo el tiempo deseaba que él se fuera, se muriera, se alejara de Alex, y la palabra intruso, metiche, usurpador y demás apelativos se nombraban en mi cabeza cada vez que él aparecía. Leí en una entrevista hacia la autora que en un inicio Josh iba a ser secundario… No saben la rabia que me dio saber eso, porque creo que si Josh hubiera sido secundario, no lo hubiera odiado TANTO como lo hice al final del libro.
    Razvan lo describen con ojos grises y fríos,
    piel muy pálida, cabello largo y muy
    atractivo.
    Razvan Bethlen: Es un vampiro de muchos años, de la era de Transilvania, un príncipe de Valaquia. Fue convertido en vampiro con una maldición, ya que si deseaba ser mortal, debía beber la sangre del humano más inocente de la tierra (entiéndase por Andrei/Alex). Está acostumbrado a que le obedezcan en todo, las criaturas del bosque que rodea sus terrenos le obedecen (lobos, animales, etc) y todos los pueblerinos le temen. Razvan es el perfecto clásico vampiro: altivo, poderoso, elegante, endemoniadamente sexy, seductor y posesivo. Amó a Andrei y se culpa por no haberlo podido proteger, y cuando se encuentra con Alex, se jura protegerlo como no pudo con su antigua vida. Creo…que lo único que detesté de él fue su decisión final y el hecho de que no comprendía enteramente la vida moderna que llevaba Alex. Pero de resto… Yo siento que todas las desgracias que pasó fueron a causa de Andrei/Alex. Él había sufrido mucho, durante todos sus años de vampiro hasta el final, y sus últimos 200 años fueron más a causa de ese condenado muchacho. No considero que él debió haberse sacrificado por un jodido niño que estoy segura no hubiese hecho lo mismo por lo cobarde que era, por lo débil que era. Ni Andrei ni Alex merecieron a Razvan, y eso solo me hace doler más. Yo siento que la autora fue demasiado cruel con Razvan, quien aunque nunca se presentó como alguien que supiera qué era el amor, lo sintió con las dos vidas de ese chico. 

    Los demás personajes; Darah, Zara, el tío Bruce, la tía Rachel, Beth, Laudon, Karp, Perkins, Bridget, todos fueron exactos, quizás más extremos que otros (Darah y la tía Rachel las detesté. Perkins fue el único con quien me encariñé de todos ellos) pero cumplieron mejor su papel que los dos primeros de esta lista (Ejem, el niño llorón y el usurpador.)
    Yo comprendo que era muy difícil y complicado tener una relación con un vampiro, tener que renunciar a una vida social diurna, renunciar al sol, renunciar a tu familia y tus sueños, y aceptar la inmortalidad nocturna y todo lo que ser vampiro conlleva. Pero si tú amas a alguien, tan profundo, tan especial, como Alex decía sentir por Razvan, hubiera aceptado ser convertido. Porque por más inocente que se dice él era, eso no hubiera sido impedimento para que Razvan y él estuvieran juntos y felices. Y eso me devuelve a Josh. Al metiche Josh, que siempre estaba sobrado donde sea. Que no me venga con su herencia de Razvan de que por eso amaba a Alex, de que era su descendiente. NO. Eso es una excusa barata y ridícula. Si Razvan hubiera muerto o tenido hijos (que nunca mencionan esto último) se entendería. Pero no. Josh no tenía razón para meterse, salvo arruinarle la vida a Razvan sin razón.
    Para finalizar, solo diré que me sentí muy desilusionada con el final, con los personajes, en cómo llevó la autora todo y la falta de razones y exceso de conductas en Alex y Josh. No digo que Razvan sea perfecto, no lo es, porque también cometió sus errores, pero comparado con Alex, Razvan era el inocente. Alex fue el demonio y no fue Razvan quien se quitó la vida, Alex le quitó la vida a Razvan. No me pareció un acto hermoso, sino terrible.


    Yo no recomendaría este libro. Yo no volveré a leer este libro. Es una suerte tenerlo en digital y no físico, porque me causaría dolor esas hojas desperdiciadas. No es un libro malo (esa categoría se lo lleva After de Ana Todd), es un libro CRUEL.







    PS.: Yo siempre voy a amarte, Razvan.
    Amarte como no lo hizo Andrei/Alex.

    { 1 comentarios... read them below or add one }

    1. Aplaudo de pie por tu review, gracias por compartirlo y concuerdo con cada cosa que dijiste, Alex es un cobarde! >:(

      ResponderEliminar

  • - Copyright © Libropacat - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -